¿Cómo obtener algo de dinero en 15 minutos?

Seguramente has vivido situaciones en las que necesitas obtener dinero de forma rápida y urgente y no logras encontrar una opción que resulta adecuada.

Este tipo de situaciones son más comunes de lo que puedes creer, de hecho, por lo general, varias veces en el transcurso de la vida nos encontraremos con ese escenario.

Sin embargo, en la actualidad existen soluciones tan sencillas como los ya famosos préstamos en 15 minutos.

¿Cómo funcionan estos Préstamos Rápidos?

Como su nombre lo indica, los créditos en 15 minutos son instrumentos financieros ideados para otorgar a modo de préstamo una cantidad baja de dinero en muy poco tiempo.

Por lo general, este tipo de servicios son prestados por empresas financieras especializadas en otorgar dinero rápido, algo que se aleja sustancialmente de la forma en que funcionan los bancos.

Por lo general, estos créditos poseen una baja cuantía, que rara vez supera los 1000 euros, además cuentan con lapsos de pago reducidos, siendo un plazo de 30 días en tiempo de pago más común.

Sin embargo, lo que distingue a este tipo de instrumentos son los escasos requisitos que suelen ser necesarios para obtenerlo.

¿Cómo se solicitan estos Préstamos en 15 minutos?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la mayoría de los prestadores de este servicio trabajan de forma electrónica, esto implica que todo lo harás por medio del internet.

Sabiendo esto, basta con que escojas la empresa que más se adapte a tus necesidades y completes un sencillo formulario que se te presentará.

Luego de esto solo queda esperar la aprobación de tu préstamo, algo que no suele demorar más de 10 minutos.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar uno de estos Préstamos Rápidos?

Por lo general solo te pedirán tu DNI, una dirección confirmarle, un correo electrónico, un número de teléfono y el número de cuenta al que te será transferido el monto aprobado.

Estos datos serán colocados en el formulario y solo en algunos casos muy específicos el operador te solicitará que envíes imágenes de algún tipo de respaldo.

¿Quiénes pueden hacerse con uno de estos Créditos?

Una de las ventajas que poseen este tipo de créditos es que prácticamente cualquier persona puede obtener dinero en 15 minutos.

Y es que al menos en España, cualquier persona mayor de edad y que viva de forma permanente dentro del territorio español puede optar con éxito a este tipo de servicios.

Además, el hecho de que casi ninguna de estas empresas tome en cuenta listas como el ASNEF hace que muchas más personas puedan solicitar este tipo de préstamos rápidos.

¿Cuándo dinero puedes obtener mediante estos Préstamos Rápidos?

Las financieras que operan con este tipo de productos suelen colocar un límite máximo y mínimo a sus préstamos.

La mayoría comienzan con un mínimo de 50 euros, a los que pueden acceder tanto usuarios recurrentes como usuarios nuevos.

De allí en adelante la cuantía máxima de solicitud se eleva dependiendo del récord que el usuario mantenga con cada financiera, alcanzando un máximo de 1000 euro en la mayoría de los casos.

Sin embargo, existen financieras que operan con límites más amplios llegando a aprobar créditos en 15 minutos de hasta 5000 euros a clientes con registro perfecto y múltiples préstamos precedentes.

¿Cómo escoger la cantidad que solicitamos?

Si nunca antes has solicitado uno de estos préstamos en 15 minutos, tus opciones a la hora de elegir cuantía son muy limitadas, de hecho, casi siempre deberás comenzar con el monto mínimo ofertado, es decir 50 euros.

Ahora bien, si eres un solicitante recurrente tus opciones son mucho más amplias, y en este caso dependerá de tus necesidades.

Lo ideal es que establezcas de forma seria y racional cuánto dinero requieres y sea eso lo que pidas, de esta forma no excederán innecesariamente su límite de pago.

Sigue estos pasos y aprovecha al máximo tus Préstamos Rápidos

En caso de que seas nuevo en el mundo de los créditos rápidos, es importante que sigas algunos sencillos consejos que te permitirán aprovechar de mejor forma estos créditos.

Ten en cuenta que los lapsos de pago para estos créditos son reducidos, esto hace que debas estar atento al tiempo pues sin darte cuenta puedes caer en mora.

También debes saber que la tasa de intereses aplicada a estos préstamos suele ser mucho más alta que la de otros préstamos, sin embargo, en este caso no significa que pagarás mucho más.