¿Soy un moroso? ¿Cómo saber si es verdad?

Las crisis económicas tienen la que acaban con el poder adquisitivo de las personas lo que hace que su liquidez sea reducida. Esto genera un descalabro en las instituciones financieras, pues las personas no tienen cómo pagar sus deudas y entran en morosidad. Adicionalmente es necesario resaltar que la gran mayoría de los deudores entran en esta categoría lo que es catastrófico para la economía y la banca en general.

  Ahora bien. ¿Cómo saber si soy un moroso? Esta pregunta debe ser una autoevaluación para toda persona que decide buscar un financiamiento en alguna entidad financiera o quiere invertir en un negocio. Es necesario que evaluemos nuestra propia gestión.

   Cabe destacar que las entidades financieras manejan registros y base de datos específicos donde tienen a los morosos potenciales, es decir, personas que tienen deudas pendientes y no han podido cumplir con sus obligaciones. En España generalmente se usan los registros Experian y Asnef y sirven de marco de referencia para que las empresas financieras desarrollen su perfil idóneo para otorgar los préstamos

  Sin embargo, no todo es perfecto, pues debido a las crisis económicas que han azotado a España en los últimos años hasta las empresas se han visto imposibilitada de pagar a tiempo sus compromisos lo que se ha convertido en un círculo vicioso que atenta contra la economía de forma constante.

Es importante tomar en cuenta estas recomendaciones:

1. Ser proactive

Debes siempre dar la cara, busca negociar, plantea alternativas al deudor, busca las vías para que pueda darte más plazo y con diligencia conseguir el dinero para pagar la deuda. Toma en cuenta que debes quedar bien para evitar problemas en el futuro. Los registros de morosos son implacables y sus efectos son incalculables.

2. No te desanimes

Cuando se quiere emprender de forma exitosa siempre pueden ocurrir este tipo de problemas al momento de agar nuestros préstamos. La carrera del emprendimiento es dura y difícil así que no debes desanimarte ni dejes que las etiquetas afecten tu planificación para posicionar tu empresa en el mercado.

3. Siempre debes asumir las consecuencias

Cuando estás por caer en impago debes activar todos los mecanismos de negociación y explicar las razones del impago a tus acreedores de una manera clara, precisa y respetuosa. Nunca puedes esperar hasta el último momento para no incidir en la planificación del acreedor.

 

   En tal sentido, es sumamente importante tener una planificación financiera eficiente, tener en cuenta que cuando se trata de préstamos hay un riesgo que se debe asumir con responsabilidad por lo que se deben pagar las cuitas sin demora. Entrar en una lista de morosos puede ser una tragedia desde el punto de vista financiero y más aún en épocas de crisis cuando hay dificultades para tener liquidez, tener las empresas financieras con las puertas cerradas es un hecho muy lamentable para la economía familiar o empresarial.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web