Cuándo usar la tarjeta de crédito y cuándo no

Hoy en día, tener una, dos o varias tarjeta de crédito no es algo extraño, de hecho, la mayoría de los bancos aprueban cientos de miles de tarjetas cada año, incluso a personas que no cumplen todos los requisitos para poseerlas.

Sin embargo, no todos saben cómo y cuándo usar una tarjeta de crédito de forma correcta, esto ha generado que muchos de los nuevos poseedores de estar tarjetas se vuelvan clientes morosos en poco tiempo.

Para evitarlo, existen ciertos sencillos consejos que te ayudaran a saber cuándo usar tus tarjetas de crédito y cuándo evitar su uso.

Prioriza las emergencias

Sin duda alguna, uno de los casos en los que el uso de las tarjetas de crédito resulta ideal es en casos de emergencia.

De hecho, cualquier asesor financiero te dirá que en casos de enfermedades o siniestros tu primera opción siempre debe ser tus tarjetas de crédito, aun cuando tengas suficiente efectivo.

Usar tus tarjetas de crédito te ayudará a preservar tu dinero en efectivo, que puede ser necesario más adelante.

Reparaciones y remodelaciones

Otra buena opción es usar el crédito de tus tarjetas invirtiendo en reparaciones y remodelaciones hogareñas, sin embargo esto es solo recomendable en situaciones muy específicas.

Por ejemplo, antes de hacer esta inversión, debes calcular si al final del periodo podrás pagar la deuda contraída, de lo contrario podrías entrar  en morosidad en poco tiempo, afectando tu record bancario.

¿Cuándo o cómo no debes usar tus tarjetas de crédito?

Existen situaciones muy particulares, donde comúnmente se usan las tarjetas de crédito de forma indiscriminada, y en las que realmente no deberían usarse.

Estos son gastos que influyen de forma directa en la mayoría de los casos de morosidad y que deben evitarse.

 

  • Tarjetas de crédito para vacacionar

 

Uno de los grandes errores que se suelen cometer es viajar a costa de las tarjetas de crédito, esto, además de superar en muchos casos tu crédito, terminará afectando de forma integral tu economía.

Esto no quiere decir que no puedas usar tus tarjetas de crédito durante tus vacaciones, de hecho, es recomendable usarlas como otro de los medios de pago, pero nunca como la fuente principal de dinero para tu viaje.

 

  • Irte de fiesta con tus tarjetas de crédito

 

Puede que este sea el mayor error que se cometa al usar tarjetas de crédito, y es que el gasto en ocio es en sí un gasto superfluo que suele ser elevado.

Esto implica que suele generar un cargo alto  a tu crédito, disminuyendo la oportunidad de aprovechar tu crédito en algo realmente necesario.

Haz que tus tarjetas rindan mucho más

En fin, lo ideal es usar las tarjetas de crédito con responsabilidad financiera, y esta solo dependerá del verdadero conocimiento que tengas sobre tu situación económica.

Estudia tu económica, revisa tu capacidad de pago y allí veras como te puedes usar y como no puedes usar tus tarjetas de crédito.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web