¿Cómo proteger ahorros en España?

No cabe duda que ante la intensificación de la crisis económica en España se ha vuelto muy difícil que la población pueda ahorrar y mantener reservas para enfrentar futuras fluctuaciones de la crisis. Ya desde antes de la depresión económica de 2008 los españoles se han venido refugiando en los créditos para poder enfrentar compromisos y hasta para el consumo lo que resultó contraproducente  por las altas deudas que se generaban.

  Al llegar la crisis de 2008 los ciudadanos no contaban con ahorros por lo que la depresión se tornó mucho más difícil, el colapso de la economía familiar fue inminente. Luego de que la economía comenzó a recuperarse poco a poco la población empezó a ahorrar de nuevo a fin de no repetir ese episodio terrible que se vivió en plena depresión de 2008.

El repunte del ahorro

  A partir de 2009 el nivel de ahorro creció de forma vertiginosa, la banca española registró aumentos significativos en los depósitos lo que le dio mucho dinamismo a la economía y se sintió una recuperación en todos las dimensiones de la economía. Sin embargo, el ciudadano común volvió a sus prácticas financieras basadas en el crédito bancario y empezaron a endeudarse de nuevo y a reducir el nivel de ahorro.

 

Surgimiento de los créditos online

 

 Después de la primera década del siglo XXI empezaron a surgir empresas financieras más versátiles que los bancos tradicionales, estas empresas empezaron a crear promociones y ofertas muy atractivas para la población, incluso para aquellos que  nunca han podido obtener un crédito en la banca tradicional.

 Los créditos online se popularizaron rápidamente y esto ha intensificado la dinámica de endeudamiento por parte de la población. Pero las condiciones de este tipo de créditos online son muy distintas a las que ofrecen los bancos tradicionales. Los intereses suelen ser muy altos y los plazos cortos por lo que muchos ciudadanos terminan en morosidad complicando aún más su situación financiera.

  Sin embargo, los créditos online también han ayudado a muchos a resolver problemas puntuales que se suscitan en la cotidianidad a fin de no tocar los ahorros bancarios. Pero esto no solo el riesgo que han tenido los ahorros en España. Es por ello que acá te traemos las formas de que puedes proteger tus ahorros.

  1. Abrir una cuenta en otro país. Sería una buena idea viajar al extranjero para abrir una cuenta bancaria como no residente. Hay muchos bancos en Europa que lo permiten, solo debes averiguar a fondo cuales son esos bancos y que requisitos piden.
  2. Tener una cuenta en España pero de un banco internacional. Es una oportunidad importante si tienes una cuenta en España de un banco internacional como Citibank y otros bancos. Puedes aprovechar tu reputación financiera y solicitar a esta misma empresa financiera internacional que te gestione la apertura de una cuenta en su mismo banco pero en el extranjero. Es una manera de cuidar tus ahorros de las fluctuaciones económicas de España.
  3. Abrir una cuenta en dólares en un banco de España. Es una manera de cuidar los ahorros, se puede abrir otra cuenta y guardar los ahorros en dólares, libras esterlinas u otra moneda distinta al euro. También con esto se puede negociar con el tipo de cambio.
  4. Sacar el dinero del banco. Es una opción un poco radical pero es la más adecuada en caso de riesgos financieros generados por crisis económicas fuertes o coyunturas. El dinero se puede tener resguardado en una caja fuerte y tendría su validez en todo el mundo.
  5. Inversiones. Una manera inteligente de cuidar los ahorros es invertir en fondos de inversiones o en la compra de deuda pública en países emergentes. Claro, es necesario evaluar varias opciones, buscar a un buen asesor de inversiones a fin de tomar la decisión correcta pues siempre en este tipo de operaciones hay riesgo.
  6. Invertir en oro y otras reservas naturales. Otra alternativa es entrar en el mercado del oro, petróleo u otros sectores que puedan generar buenas ganancias. Siempre con la asesoría adecuada.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web