¿Cómo calcular hipoteca ideal?

Desde que se inventaron, las hipotecas han sido una de mas formas crediticias ideales para conseguir dinero rápidamente.

Sin embargo, casi nunca los solicitantes se preocupan en calcular la conveniencia de esta opción, dejándose llevar por los números superficiales que usualmente no reflejan el fondo de la hipoteca.

¿Cómo funcionan las hipotecas?

Esta modalidad de préstamo sobre un bien es una de las más empleadas por las entidades financieras, principalmente por la seguridad que representan y los altos ingresos que se obtiene en caso de ejecución.

Su funcionamiento es muy sencillo, la entidad financiera presta o cede una determinada cantidad de dinero, recibiendo como prenda un bien inmueble.

En caso de incumpliendo en el pago, la entidad financiera tiene el derecho de disponer de la forma en que mejor le parezca del bien que fue dado en prenda.

¿Qué debes saber para calcular la hipoteca ideal para ti?

Existen al menos 5 aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu hipoteca, de ellos dependerá en gran medida que puedas hacer frente a esta obligación sin quedarte corto de dinero a mitad de mes.

 

  • Mide bien la cuantía

 

Hoy en día, muchas entidades financieras ofrecen hasta el 80% del valor tasado del bien del inmueble, cifra que resulta muy llamativa, pero que puede meterte en aprietos rápidamente.

A la hora de elegir tu hipoteca, lo ideal es que evites que tu endeudamiento sea mayor a cuatro veces tu ingreso anual bruto.

Para calcularlo debes sumar la cantidad de dinero, sin deducciones, que tu familia recibe en un lapso de 4 años y comparar la cifra con la posible hipoteca.

 

  • Toma en cuenta los plazos

 

Como todo préstamo, las hipotecas tienen un lapso máximo de pago antes de caer en mora, y aunque la mayoría te otorgan entre 20 y 30 años para pagar, lo ideal es que puedas cancelar la obligación en menos tiempo.

Ten en cuenta que mientras más tiempo se te otorgue, mayor será la cantidad de intereses que genere y mayor cantidad de dinero tendrás que pagar.

 

  • Mide el tipo de interés

 

Al solicitar una hipoteca por lo general te ofrecerán dos modalidades, una con intereses variables y otra con intereses fijos.

Ambas tienen sus pros y contras, sin embargo, en cuanto a intereses lo ideal es que las hipotecas con tasas variables nunca exceda en un principio del 3%.

Mientras que las de tasas fijas no deben sobrepasar del 6% de interés sobre el capital.

Estas cifras te permitirán afrontar el pago de tus obligaciones sin pagar más dinero del que puedes afrontar.

 

  • Atento a la amortización anticipada

 

Este es un detalle que casi nadie toma en cuenta a la hora de buscar una hipoteca, pero que puede ser un salvavidas muy útil.

Contar con la opción de pagar por anticipado te permitirá deshacerte de esta obligación en un momento de bienestar económico, sin embargo pocas financieras dan esta opción sin que se la exijan.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web